¿Os imagináis tener un robot en casa que os ayude o que incluso os haga compañía como una mascota? Esta idea, que parece sacada de un futuro lejano, cada vez está más cerca.

La población mundial está más envejecida, por ello las tecnologías deben adaptarse al mundo en el que vivimos y evolucionar ante este cambio demográfico.

Los robots no solo están presentes en las fábricas, cada vez se destinan más robots para hacer compañía a personas mayores, personas enfermas o con movilidad reducida. El objetivo de estos robots es mejorar la calidad de este grupo de personas haciendo de asistente virtual. Mediante esta función pueden recomendar, por ejemplo, actividades físicas personalizadas.

Un estudio realizado en Australia estudió su efecto en los pacientes. Se descubrió que mejoraba el estado de ánimo de algunos haciéndolos participar en más actividades.

Otra de las principales funciones de estos robots es ayudar a las personas mayores en sus actividades físicas diarias. Los robots pueden preparar planning de ejercicios adaptados, evaluándolos mediante inteligencia artificial.

Además de estos robots, se esta trabajando en otros sistemas con sensórica. El objetivo es monitorizar actividades como dormir o realizar seguimiento de la salud. De esta forma se facilita la vida de los cuidadores.

Y vosotros, ¿creéis que en el futuro tendremos robots en casa? ¿os gusta la idea?