Uno de los campos mas relacionados con la Inteligencia Artificial es la robótica. La combinación de la capacidad de aprendizaje de la Inteligencia Artificial con la capacidad de los robots de interactuar con su entorno permite el desarrollo sistemas con un gran número de aplicaciones, desde robots destinados al ocio, hasta la realización de tareas que hasta ahora únicamente podían ser realizadas por personas.

A continuación, os mostramos algunos de los robots con Inteligencia Artificial mas famosos y con las aplicaciones más curiosas.

Mano Robótica para Cubo de Rubik

Este brazo robótico desarrollado por Google es capaz de resolver un cubo de Rubik con una sola mano. Al contrario que otros robots similares, en este caso, el robot ha aprendido a resolver el cubo desde 0 sin que nadie le haya enseñado ni siquiera como se debía manipular, ha sido el propio robot el que ha aprendido a manipular el cubo y a resolverlo a base de prueba y error.

El robot hace uso de dos redes neuronales que han aprendido como manipular el cubo y como sortear los posibles obstáculos que se le puedan poner. El robot es capaz de resolver el cubo en un 60% de los casos y tan solo en un 20% en los casos de máxima dificultad. A pesar de que aún no ha alcanzado la perfección, son resultados muy prometedores.

Atlas

Atlas es un robot desarrollado por Boston Dynamics para la realización de tareas de rescate. El primer prototipo fue presentado en 2013, en ese momento apenas podía caminar. Mediante su sistema de Inteligencia Artificial este robot ha aprendido conforme pasaba el tiempo a realizar distintas actividades físicas. Actualmente Atlas ha sido capaz de aprender no solo a caminar, sino que también es capaz saltar, evitar obstáculos, cargar objetos e incluso subir escaleras.

Sophia

Mucho se puede decir de este robot que ya es conocida en todo el mundo por las diversas entrevistas que ha realizado en los medios de comunicación. Desarrollada por Hanson Robotics. Este robot es capaz de imitar la conducta humana y relacionarse con personas llegando a mantener conversaciones. Para ello hace uso de sistemas de visión artificial que le permiten mirar a los ojos a las personas con las que habla, también utiliza sistemas de búsqueda de información para poder contestar a diferentes preguntas, esta información también es utilizada para realizar un aprendizaje que le permita realizar contestaciones mas complejas en futuras conversaciones. Adicionalmente analiza la información encontrada para modificar sus expresiones faciales en función de lo que está diciendo.

Dejando al lado los robots famosos (y muy mediáticos) tenemos los robots industriales y/o colaborativos con Inteligencia Artificial. Se trata de sistemas basados en Redes Neuronales y Deep Learning, que pese a no tener un aspecto tan llamativo como los tres anteriores, son capaces de aprender.

Como puede verse, el uso de robots dotados de Inteligencia Artificial es un campo en plena expansión con el que se puede llegar a realizar un gran número de aplicaciones de cualquier tipo, desde el ocio a complejas situaciones que requieran una alta precisión. En la actualidad, este es un gran campo de estudio que no para de evolucionar y en el que cada vez se exploran posibilidades cada vez complejas, como, por ejemplo, su uso en operaciones quirúrgicas. Sin duda en los siguientes años veremos como aumenta el uso de estos robots, así como su campo aplicación.

¿Quieres dotar a tu robot de Inteligencia Artificial? ¡Contáctanos!

Aquí podéis conocer alguno de los Proyectos con Redes Neuronales que hemos realizado:

Posts relacionados: