¿Quieres saber más de robótica industrial y cuáles son sus usos más frecuentes? ¡Te lo contamos!

Hoy hablamos de robótica industrial y su implantación, cada vez mas frecuente, en distintos procesos productivos de distintos sectores. Esto es debido a los grandes avances que se han realizado en este campo, permitiendo automatizar procesos que hace unos años eran inviables.

La automatización y optimización de procesos está muy ligada con las grandes industrias, pero cada vez es más frecuente que empresas manufactureras de tamaño medio incorporen a sus procesos nuevas tecnologías. El abaratamiento del hardware y la mejora del software permiten la utilización de estos sistemas por empresas con menores conocimientos técnicos.

En ATRIA nos gusta aconsejar a nuestros clientes de la mejor manera posible y ver cuál de las últimas tendencias tecnológicas se adapta mejor a sus necesidades.

Cada proceso productivo tiene sus particularidades, pero existen diversas tecnologías como visión artificial, robótica industrial o sensórica específica entre otros que, mediante la combinación adecuada de ellas, se consiguen adaptar a cada proceso y conseguir la mejor solución posible. Esto es la base de nuestra filosofía de no “casarnos” con marcas concretas de estos sistemas, sino ir a una solución totalmente personalizada minimizando el coste generalmente elevado de utilizar soluciones “populares”.

Mediante la robótica industrial pueden automatizarse todo tipo de procesos, desde atornillado de piezas, soldadura o montajes. Estos procesos destacan por su repetitividad o por la complejidad y peligrosidad para el operario, por ello una buena opción es optar por un sistema robótico y realizar estos trabajos de forma automatizada, mejorando también la ergonomía de los operarios en muchos puestos de trabajo.

¿Y qué ocurre en procesos con mayor dificultad o variabilidad? En estos casos la visión artificial es nuestro mayor aliado ya que, al combinarlo con el uso de robots el conjunto es capaz de adaptarse y rectificar, permitiendo usar este conjunto de sistemas en nuevos ámbitos y aplicaciones. Esto no sería posible sin un elemento por el que hemos apostado desde ATRIA, y es la inclusión de sistemas de inteligencia artificial (IA) que le añaden a estos sistemas una inteligencia enormemente útil para darle robustez a las aplicaciones.

Si quieres saber más, visita la sección de robótica industrial o si lo prefieres contáctanos para una atención personalizada.