¿Qué es la Industria 4.0?

Cuando hablamos de industria 4.0, también conocida como la cuarta revolución industrial, hablamos de aplicar nuevas tecnologías en las fábricas y procesos de producción para mejorar los resultados obtenidos. Se trata de nuevas tecnologías que utilizamos para avanzar en la automatización de los procesos productivos. En definitiva, transformar las fábricas tradicionales en fábricas inteligentes, más automatizadas y efectivas.

Para entender la Industria 4.0 hay que pensar en las tecnologías clave que nos permiten crear este concepto de fábrica inteligente.

Visión artificial

De todos los tipos de datos que se pueden obtener de un proceso productivo, uno de los que aportan más información son las imágenes. Por ello, la visión artificial se utiliza cada día más en las fábricas. Los sistemas de visión artificial aportan información del entorno de producción y se utilizan para muchas aplicaciones distintas, por ejemplo, sistemas de calidad, control de defectos, metrología, lectores de códigos mediante OCR etc. Existen muchos tipos de sensores que se utilizan en los sistemas de visión, desde cámaras 2D 4K hasta cámaras hiperespectrales. Esto permite abarcar muchas áreas de trabajo y muchos sectores industriales.

Robótica Colaborativa

La visión artificial en muchas ocasiones se combina con la robótica colaborativa, otra de las tecnologías de la industria 4.0. La robótica colaborativa es un nuevo concepto de robótica que permite ubicar en el mismo espacio de trabajo a las personas y a los robots. Estos nuevos robots tienen integrados sensores de diversos tipos que le hacen consciente de su alrededor y que aportan la seguridad necesaria para que personas y robots puedan convivir en un mismo espacio. Estos robots combinados con cámaras son capaces de realizar montajes precisos, pick & place, e incluso pickings más complicados con piezas en caótico.

Realidad Aumentada

Aunque la mayor parte de las veces pensamos en la realidad aumentada enfocada al consumo o al marketing, lo cierto es que tiene muchas más aplicaciones y algunas de ellas dentro de las fábricas. Por ejemplo, guiado en tareas de mantenimiento o conexiones complicadas, mejora de la ergonomía de los puestos de trabajo, guiado visual de los procesos de montaje o embalaje. Todo esto mejora los tiempos de ciclo y evita errores.

Inteligencia Artificial

La inteligencia artificial se aplica en sistemas que tienen que ser capaces de procesar y aprender de la información que reciben y poder actuar de forma autónoma. Para ello se desarrollan sistemas basados en redes neuronales y algoritmos de aprendizaje automático, que mediante datos, aprenden a clasificar muestras y tomar decisiones. Cuantos más datos, más aprenden y más precisos se vuelven estos sistemas.

Internet de las cosas

El internet de las cosas o IoT, permite interconectar dispositivos, objetos o procesos y que interaccionen entre sí. Esto se puede aplicar tanto a los procesos productivos de una fábrica como a la vida cotidiana, por ejemplo, en el área de los electrodomésticos y la domótica. Poder encender la calefacción de tu casa desde el móvil, o saber cuándo se caducarán los alimentos de tu nevera…

Ciberseguridad

La ciberseguridad, otro de los campos de la industria 4.0, surge precisamente de la necesidad de tomar medidas de seguridad en las nuevas infraestructuras interconectadas y de proteger a las industrias de los ciber ataques. Por ello, las nuevas máquinas se diseñan y fabrican ya con medidas de ciberseguridad que previenen y protegen de estos ataques.

Big Data y Cloud Computing

Todos estos procesos generan datos que son realmente valiosos y que analizados de la forma correcta aportan muchos beneficios. Estos datos aportan información que puede ser analizada para identificar patrones, modelos de fallo, etc. De esta forma, se pueden optimizar procesos, realizar acciones de mejora continua y tener un análisis detallado de toda la cadena de producción. Por ello el Big data y el Cloud Computing, que permite utilizar servicios de almacenamiento en la red para almacenar todos estos datos, se utilizan cada día más en nuestras industrias. Con estos datos es posible enseñar a las máquinas a tomar decisiones lo que nos lleva al concepto de inteligencia artificial.

Impresión 3D

Por último, os hablamos de la impresión 3D que nos permite innovar con nuevos materiales y diseñar todo lo imaginable. Con esta tecnología se consigue disminuir los costes, por ejemplo, en la creación de prototipos o pequeñas series, así como nos permite piezas muy complejas en tiempos récord.

¿Quieres aplicar la Industria 4.0 en alguno de tus Proyectos? ¡Contacta con nosotros!

¿Quieres conocer alguno de nuestros proyectos relacionados?

Post relacionados: