El término gafas inteligentes se refiere a los dispositivos que incorporan una tecnología en forma de pantalla, que se puede proyectar/reflejar en las lentes o puede ser un componente separado, que presenta información al usuario sin provocar distracciones cuando no se necesite.

Las gafas inteligentes o Smart Glasses llevan apareciendo en las noticias desde hace varios años. Uno de los hitos fue 2012 cuando Google anunció su desarrollo de las Google Glass o la aparición de las Microsoft Hololens.

Es un producto que todavía tiene que evolucionar y desarrollarse más. Observando el potencial que tienen estos dispositivos informáticos, no cabe duda de que en un futuro próximo se utilizarán en más aplicaciones o incluso en el día a día.

¿Qué hacen las gafas inteligentes?

Al igual que ocurre con las gafas normales, las distintas gafas inteligentes pueden hacer tareas diferentes. Existen gafas que cambian la lente según el entorno exterior, algunas nos ofrecen la posibilidad de tomar fotografías de lo que vemos y nos las pueden publicar en las redes, y otras que las podemos definir como una mini versión de la pantalla de nuestro teléfono.

Como ocurre en otros dispositivos, no todos los modelos incorporan las mismas tecnologías. Podemos encontrarnos modelos con distinto número de cámaras incorporadas, sensor GPS, módulos de conectividad inalámbrica para la transferencia de datos, botones, micrófono, etc. El usuario se puede comunicar con el sistema mediante voz, signos o barridos de dedos, teniendo distintas formas de controlar el dispositivo según el modelo.

Aplicaciones de las gafas inteligentes

Las gafas inteligentes tienen un futuro prometedor y están empezando a aparecer en el sector industrial, ayudando al personal a ser más eficientes y mejorar el trabajo cada día.

  • Aplicaciones en montajes complejos para fábricas, que permiten indicar al operario paso a paso las piezas que tiene que ir colocando y cómo debe hacerlo. Con ello se consiguen importantes mejoras de calidad, eficiencia y tiempo de ciclo.
  • Seguridad: gracias a la captura de imágenes mediante las gafas inteligentes, podemos compararlas en tiempo real con una base de datos para localizar algo que necesitemos. Tenemos el ejemplo de la policía china que utiliza este método para localizar sospechosos y poder rastrearlos.
  • Una aplicación muy especial fue la app que realizó el bombero Patrick Jackson, permitiendo ver planos de edificios en tiempo real o localizar una boca de incendio cercana.
  • Realidad aumentada para la calle: con el simple hecho de enfocar nuestra mirada hacia un establecimiento, obtenemos toda la información disponible en la web sobre el mismo, como por ejemplo las críticas que ha recibido. Otro ejemplo de uso sería el caso de la publicidad, simplemente observando el cartel publicitario de una película, podemos ver el tráiler.
  • Comandos de voz: son parte fundamental de estos dispositivos, ya que muchos de ellos se controlan mediante nuestra voz. Algunas de las funcionalidades que permiten realizar serían: realizar llamadas, fotos/vídeos con un simple comando de voz, o preguntas tal y como se realizan con los asistentes personales como GoogleHome.
  • Discapacitados visuales: una de las aplicaciones que más llama la atención es la posibilidad de que personas con visión limitado o invidentes pueden leer texto o reconocer obstáculos que se les presenten.
  • Sanidad: la calidad que ofrecen las imágenes hace que estas puedan ser utilizadas para la educación en este campo, así como posibilita la consulta remota de atención médica. A lo largo de los últimos años las gafas inteligentes han ganado importancia en este sector, un hecho destacable ocurriría en 2013, cuando un grupo de estudiantes de la facultad de Medicina de Ohio presenció en tiempo real en primera persona una intervención de quirófano a través de sus ordenadores.
  • Deporte: podemos encontrar gafas inteligentes deportivas, muchas de ellas centradas en el ciclismo, que se encargan de monitorizar los esfuerzos que realizamos y mostrárnoslos por pantalla.

Otras aplicaciones destacables serían Drivesafe, que permite detectar cuando un conductor se queda dormido, y aplicaciones diversas destinadas a empresas, ofreciendo posibilidades de control de inventario, gestión de incidencias o soporte remoto.

En ATRIA además de las gafas inteligentes, también utilizamos otras tecnologías como tablets o proyectores, ¿quieres instalar uno de estos sistemas en tu fábrica? ¡Contáctanos!