En diversos blogs os hemos estado hablando de las longitudes de onda usadas en la industria para inspección como en el caso de la termografía y las cámaras hiperespectrales, así que siguiendo este hilo hoy os vamos a contar una curiosidad que, seguro que os sorprende, y es que ¿cómo ven los perros?

Desmintiendo el mito

Está extendida la creencia de que los perros solo pueden ver en blanco y negro. Esto es debido a que no poseen los mismos receptores de la luz que poseemos los humanos y que nos permiten ver en la gama cromática de colores típica. Por nuestra parte, los humanos poseemos tres tipos de sensores de color, llamados conos, y cada uno se encarga de captar un color distinto: azul, verde y rojo. Estos colores son los de la escala mundialmente utilizada de RGB (Red, Green, Blue) la misma que utilizan las cámaras de visión que utilizamos en nuestros proyectos. 

Debido a que los humanos poseemos estos tres tipos de conos, las tecnologías de visión más comunes tratan de reproducirlos, y por ello los sistemas de cámaras suelen grabar habitualmente en escala RGB.

Como bien sabemos, a partir de estos tres colores se puede obtener cualquier otro, y luego están el negro y el blanco, que corresponden con la ausencia o la presencia de todos los colores a la vez respectivamente. Puede que a muchos de vosotros os suene más la escala CMYK, donde los colores fundamentales son el cyan, magenta y amarillo, pero en realidad ambas escalas son complementarias.

Aquí es donde se fundamenta el mito de que los perros ven en blanco y negro, ya que al no tener los mismos receptores o conos de colores que nosotros, se suponía que sólo podían captar la presencia o ausencia de color, en mayor o menor medida, viendo en una escala de grises.

Sin embargo, los perros, sí que tienen dos de ellos, en concreto los receptores de la luz verde y la luz azul. Esto hace que en realidad puedan distinguir algunos colores, viendo todo en una escala entre el amarillo y el azul.

Fundamento físico

Una vez hemos aprendido que los perros en realidad sí que ven determinados colores, vamos a profundizar un poco más en las bases de este hecho. Es curioso que justo los tres tipos de conos capten los colores RGB que son fundamentales, y con los cuales se pueden crear todos los demás colores.

Esto, sin embargo, al observar la longitud de onda de los tres colores, no es una casualidad, ya que se encuentran en los extremos y el centro del rango de longitud de onda visible: rojo 700 nm, verde 530 nm y azul 430 nm.

Visión nocturna

Los perros tienen menos agudeza visual que los seres humanos, sin embargo pueden ver perfectamente por la noche, como si estuviera todo iluminado.

 

Los humanos tenemos los receptores del color y otro tipo de receptor, llamado bastón. Dichos bastones son los responsables de captar la luz del ambiente, siendo capaces de detectar la energía de un solo fotón.

Si bien es cierto que los humanos poseemos más tipos de conos que los perros, ellos a su vez poseen muchos más bastones que los humanos. Este hecho les permite captar con mayor facilidad luz, y por lo tanto poseen una mejor visión en condiciones de baja iluminación.

Además, ellos cuentan con una capa en sus ojos, parecida a un espejo, que les refleja los rayos de luz, permitiendo que los bastones la capten más fácilmente. Dicha capa también es la que provoca que se les iluminen los ojos al tomarles una foto.

Visión cinética

Mediante la visión cinética los perros son capaces de captar los movimientos de una forma más lenta que los humanos.

Como hemos comentado, los bastones son los encargados de captar la luz, además son los que se encargan de la detección del movimiento. Por lo tanto, los perros al tener un mayor número de bastones tienen una mayor capacidad de captar los movimientos, disminuyendo el tiempo entre estímulos visuales. Esto se traduce en que ellos ven las cosas a una velocidad distinta a la de los humanos, al tener un mayor número de estímulos visuales y procesarlos más rápido.

En definitiva, es como si para ellos la vida pasara a cámara lenta, lo que les hace mucho más fácil calcular velocidades, trayectorias o distancias de objetos en movimiento.

Otras visiones del mundo animal

La visión de los perros es inusual para los seres humanos, pero no debemos olvidar que en la naturaleza la evolución ha optado por caminos muy distintos según el animal, y hay otros tipos de visiones:

    • Visión del águila: son de los animales que mejor agudeza visual tienen, debido a que son los que poseen el mayor número de conos, y por lo tanto detectan la mayor cantidad de luz y sus variaciones.
    • Visión del gecko: es sabido que los geckos pueden ver muy bien de noche, pero en realidad son capaces de distinguir incluso colores en la oscuridad. Esto se debe a que sus ojos son unas 350 veces más sensibles al color que los de los humanos, lo que les proporciona una habilidad excepcional para ver los colores.

¿Necesitas ayuda?

¡Ponte en contacto con nosotros! 
Contacto
close-link