Las herramientas para la gestión de la calidad tienen un alto grado de implementación en la mayoría de las empresas industriales, pero muchas veces solo se conocen o se aplican alguna de ellas. O en ocasiones no son empleadas de la manera adecuada, siendo considerada como poco útiles. El empleo de estas herramientas puede tener un gran impacto en la eficiencia y en la reducción de costes de una empresa cuando se emplean de la forma adecuada. A lo largo de este post vamos a contaros algunas de las herramientas más importantes y como desde ATRIA ayudamos a implementarlas y aprovechar toda su utilidad a nuestros clientes .

Las 5 herramientas de la calidad más importantes

En este blog os hablaremos de las siguientes herramientas, que consideramos muy útiles y aplicables a prácticamente cualquier empresa, independientemente del sector en el que se encuentren.

  1. Los 5 porqués (“Sakichi Toyoda”)
  2. Diagrama de afinidad (“Kawakita Jiro“)
  3. Diagrama causa-efecto ó espina de pez(“Ishikawa”)
  4. Diagrama SIPOC o diagramas de Flujo
  5. AMFE

Los 5 porqués

Es una técnica de la calidad desarrollada por Sakichi Toyoda y usada originalmente en Toyota. Existen muchas variaciones del método basados en reducir de 5 a 4, 3 o 2 preguntas.

El método se basa en la iteración de preguntas. El “5” es debido a que suele ser el número de iteraciones necesaria para resolver un problema. No es un método rígido, ni provee normas estrictas, en su sencillez radica su potencial. Con pocos recursos se pueden conseguir resultados muy positivos.

El objetivo es encontrar la causa raíz de un problema. La consecución de preguntas es motivada por el hecho de que un problema suele tener más de una causa raíz. Este método finaliza cuando la respuesta es un proceso ineficiente o inexistente. Es decir, cuando se obtiene una respuesta precisa del origen del problema. Sino es así la iteración de preguntas debe continuar.

En muchas ocasiones este proceso es largo, al no poder ejecutarse completamente dentro del equipo de personas seleccionado. Las preguntas pueden quedarse sin respuesta debido a que se ignora la respuesta. Para responderla se puede iniciar comunicaciones fuera del equipo de trabajo, o internamente en la empresa o incluso con proveedores externos. Esto lleva a ampliar el conocimiento del equipo sobre el problema, haciendo que aumente el control que se tiene sobre el proceso o servicio. Es un método que permite focalizar esfuerzos y encontrar deficiencias o puntos débiles en un proceso.

Diagrama de afinidad

Es un método de la calidad creado por el antropólogo japonés Kawakita Jiro en la década de 1960. También se denomina Método KJ o Team Kawakita Jiro (TKJ). 

El método parte de la definición precisa de un problema. A continuación, se debe reunir a un equipo de personas que tenga conocimientos sobre el problema o experiencia sobre el mismo. Una vez reunido, mediante diversos medios cada integrante propone ideas que están relacionadas con el problema. Es una parte muy similar a una lluvia de ideas, dónde no existe ningún filtro ni limitación, el único requisito es que tenga relación con el problema en opinión del participante que propone la idea. Una vez recopiladas todas las ideas el equipo procede a categorizarlas y ordenarlas. Una vez hecho esto se estudiarán las relaciones o contradicciones que puedan encontrar entre ellas.

El objetivo es aumentar el conocimiento que se tiene sobre un problema, teniendo en cuanta muchos puntos de vista, indagando en los posibles efectos que lo provocan.

En este tipo de métodos es vital la selección del equipo que participa, pues se puede correr el riesgo de elegir un grupo cerrado, que aporta las mimas ideas y no tiene la visión o perspectiva completa del problema. Por ello suelen ser equipos multidisciplinares de varias áreas de una empresa.

Diagrama causa-efecto o Ishikawa o espina de pez

Diseñado por Kaoru Ishikawa es también conocido como diagrama de Ishikawa o diagrama de espina de pez, debido a su forma. Se basa en representar gráficamente de manera relacional un tronco central, que es una línea en el plano horizontal, representando el problema a analizar.

De este tronco central, a modo de espinas, se sitúan las causas, categorizadas en diversos bloques. Existen variaciones de este diagrama en función de las categorías empleadas y su número. La más común son seis categorías: hombre, máquina entorno, material, método, medida. Dentro de estas categorías se agrupan las distintas ideas que el grupo de trabajo piensa que son las causas del problema. Dentro de las “espinas” puede a ver otras espinas secundarias, que representan causas secundarias provenientes de las causas principales.

Dentro de las herramientas de la calidad, el diagrama causa-efecto permite ordenar y categorizar las causas de un problema, permitiendo enfocar y organizar las acciones necesarias para su resolución.

Diagrama SIPOC o diagramas de Flujo

Es un diagrama centrado en la caracterización precisa de un proceso o grupo de procesos a partir de sus elementos clave. Estos elementos son: Proveedores, Entradas, Subprocesos, Salidas y Clientes. El nombre SIPOC son las siglas de estos elementos en inglés.

Los proveedores y los clientes pueden ser internos o externos a la empresa. Las entradas y salidas hacen referencia al producto o servicio que ofrece la empresa. Los subprocesos son las acciones que hay que realizar para completar el proceso objeto de estudio.

Este diagrama permite tener un conocimiento rápido sobre un proceso, su objetivo no es detallar en exceso. De esta forma se pueden identificar los aspectos más importantes y analizar deficiencias o errores graves en un proceso. Además, es muy útil para encontrar los puntos ciegos o debilidades que parte de la organización puede tener sobre el conocimiento de un proceso.

AMFE

Es la técnica por excelencia de las herramientas de la calidad. Son las siglas de Análisis Modal de Fallos y Efectos (AMFE). El AMFE se basa en la aplicación de un procedimiento de clasificación de fallos potenciales en función de su gravedad, frecuencia y capacidad de detección.

El AMFE fue introducido por las fuerzas armadas de los EEUU a finales de los años 40, pero su uso se generalizo en el desarrollo aeroespacial durante el programa espacial Apolo. Es una técnica ampliamente empleada en la totalidad de los sectores industriales hoy en día y su gran utilidad ha sido ampliamente documentada.

El primer paso en la técnica del AMFE es el listado de los fallos que se pueden producir en un sistema o proceso. Este punto es clave, pues si algún fallo se queda fuera del listado nunca será analizado. En los AMFE es vital la formación de un grupo multidisciplinar con amplia experiencia en el proceso o sistema a analizar. Una vez definidos los fallos se analiza el efecto o efectos que estos fallos tienen en el sistema. A continuación, para cada efecto se cuantifica su nivel de severidad del 1 al 10. El siguiente paso es identificar las causas del fallo y su nivel de ocurrencia, cuantificando del 1 al 10. Identificadas las causas se listan los controles que actualmente se tienen y su capacidad de detección, cuantificado del 1 al 10. Por último, se multiplican los coeficientes obtenidos de severidad, ocurrencia y capacidad de detección. El valor resultante permite clasificar cada fallo en función de su importancia, siendo los de mayor valor los primeros a solucionar. Una vez finalizado el AMFE se recomiendan acciones rectificativas que permitan reducir los valores de los fallos detectados como más relevantes por el AMFE.

El AMFE es una fotografía en un momento y tiempo concreto. Debe ser revisada y actualizada conforme las acciones recomendadas se van ejecutando. Es un documento de la calidad vivo y que debe actualizarse con frecuencia.

Ventajas de las herramientas de la calidad

Las herramientas de la calidad puede aportar grandes ventajas a los procesos de producción de las empresas. A continuación, os presentamos, algunas de las más interesantes:

  • Mejora en la productividad: al aumentar nuestro conocimiento sobre un proceso podemos proponer mejoras y corregir errores que permitan aumentar la productividad del mismo.
  • Mejora en la calidad: estas herramientas están recomendadas por casi todos los manuales y profesionales de la calidad.
  • Reducción de costes: las herramienta de la calidad permiten identificar procesos ineficientes o gastos innecesarios en un proceso. Favorecen las buenas practicas y detectan ineficiencias en los procesos de las empresas.
  • Seguridad: los análisis y conclusiones de las herramientas de la calidad identifican las acciones o procesos que pueden ser peligrosos para los trabajadores, proponiendo soluciones o permitiendo a los responsables realizar medidas correctoras.

Pasos a seguir para implantar herramienta de la calidad en tu organización

En primer lugar, es necesario definir el objetivo perseguido por la empresa, en que proceso o procesos se quieren centrar.

Una vez definido el proceso se debe estudiar qué tipo de herramientas es la que más se adecua al proceso, al nivel de conocimiento que la organización tiene sobre el proceso y los objetivos buscados.

A continuación, os contamos cuáles son los pasos generales para ejecutar Proyectos de implementación de herramientas de la calidad:

  • Planificación. Se necesita conocer en profundidad el proceso productivo para poder diseñar y elegir las herramientas más adecuadas
  • Selección del equipo de trabajo. Se debe definir al quipo humano que va a participar en la elaboración de las herramientas de la calidad seleccionadas. Se tendrán en cuenta todas las áreas y departamentos involucrados en el proceso elegido.
  • Reuniones iniciales de trabajo. Estas reuniones del equipo de trabajo se realizarán las lluvias de ideas y se recopilará toda la información inicial necesaria para la herramienta de la calidad elegida. Además, se listará la información o datos desconocidos para el equipo y que se identifiquen como necesarios para la realización de la herramienta de la calidad.
  • Seguimiento y recopilación de información. Se recopilará toda la información desconocida definida durante la fase anterior.
  • Verificación. Se comprobará con todo el equipo que la nueva información aportada es veraz y útil para la ejecución del proyecto.
  • Elaboración final de la herramienta y conclusiones. El equipo realizará y obtendrá las conclusiones de la herramienta de la calidad. La información resultante se comunicará al resto de la organización

¿Necesitas ayuda?

¡Ponte en contacto con nosotros! 
Contacto
close-link